Este blog es una pequeña ventana a paisajes, tal vez soñados, que nos invitan a iniciar o reemprender de nuevo un viaje a la naturaleza primigenia.

"Paisaje mínimo"

Un campo verde, un cielo azul y unas caprichosas nubes que pasean el horizonte bastan para echarnos al morral un paisaje relajante que se convertirá en una ventana que no dejaremos de mirar si la colgamos en una pared. Siempre se ha dicho que menos es más, y si además acompañan los colores, la receta para evadirnos siempre que lo deseemos está completa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada