Este blog es una pequeña ventana a paisajes, tal vez soñados, que nos invitan a iniciar o reemprender de nuevo un viaje a la naturaleza primigenia.

"Colores"

El cañón de Añisclo en otoño es una delicia para los sentidos que nadie debería perderse. Este árbol nos dió la bienvenida a la entrada y a pesar del frío de primera hora de la mañana me entretuve con él bastantes minutos. Uno de los principales problemas al fotografiar el paisaje es el fondo. La presencia por detrás de zonas enmarañadas o con mucha información distraen el centro de interés y pueden arruinar la toma. En este caso he reencuadrado la imagen por la izquierda y aumentado el contraste para resaltar el color y el tronco del árbol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada